Eurocopa 2012: la política en tachones


A pesar de ser una contienda futbolística europea, la Eurocopa 2012 que se desarrolla actualmente en Polonia y Ucrania recibe una amplia cobertura mediática en México. No es de sorprenderse que una competencia de tan alto nivel tenga muchos seguidores en un país tan futbolero como el nuestro. Sin embargo, poco se ha comentado de la hiperpolitización del evento que han provocado los dirigentes de las naciones participantes en esta justa futbolística.

Y es que, separar fútbol y política como lo pidieron el presidente ruso Putin y las autoridades futbolísticas europeas, es totalmente imposible ya que la Eurocopa no es un evento descontextualizado: sus actividades se inscriben en el entorno político, económico, social y cultural de sus naciones participantes. El fútbol, especialmente un torneo continental de tal magnitud, no solamente mueve grandes cantidades de dinero, sino que también agita masas y sentimientos.

En el caso específico de la Eurocopa 2012, la candidatura conjunta de los ahora anfitriones, Polonia y Ucrania, tenía tintes políticos desde que se hizo oficial en 2007. En aquel entonces, Ucrania acababa de hacer su revolución democrática en las calles (la llamada Revolución Naranja) y Polonia era recién nuevo miembro de la Unión Europea. La idea de una candidatura en común no fue tampoco el fruto del azar. Ucrania ha compartido con Polonia cinco siglos de historia; más tiempo que el que pasó bajo control ruso. El objetivo era entonces claro: estos dos países, uno antiguo miembro y otro vasallo de la Unión Soviética, preparaban un futuro europeo común y querían usar esta competencia futbolística como vitrina de los esfuerzos hechos para integrarse a la Unión Europea. De hecho, no es tampoco algo nuevo en estas naciones que se use al fútbol como herramienta de reivindicación política; estando bajo dominio soviético, los mismos Ucranianos expresaban su nacionalismo durante los partidos del Dinamo Kiev frente al Dinamo Moscú. El fútbol era su forma de existir frente a los rusos.

Actualmente, cinco años después de la candidatura conjunta, el panorama cambió radicalmente. Mientras Polonia es un modelo de integración a la UE, con un crecimiento económico del 4%, una clase media fortalecida, una confianza y un firme involucramiento en su integración europea; Ucrania ve obstaculizado su sueño europeo por la evolución autoritaria de su actual régimen (aunque haya sido elegido democráticamente). En efecto, el resto de los europeos tomó como símbolo las condiciones de detención y el supuesto maltrato que sufrió Yulia Timoshenko, ex primer ministro y principal oponente al presidente ucraniano, quien está pagando una pena de 7 años por abuso de poder. Sin duda, ella no figura como una blanca palomita, pero es innegable que su encarcelamiento respondió notablemente a motivos políticos por parte del actual poder ucraniano.

Por tales motivos se tensionaron las relaciones entre Ucrania y la UE, y esta última pospuso la firma del acuerdo de asociación que se tenía previsto con Kiev. Fue así, que dicha pugna política se desplazó al terreno deportivo, teniendo como consecuencia el boicot de varios dirigentes europeos de la Eurocopa. Así, Angela Merkel, canciller alemana, y Jose Manuel Barroso, presidente de la Comisión europea, anunciaron que no asistirían a los partidos de la Eurocopa como medida de protesta por la reclusión de Timoshenko. También se solidarizaron a esta medida los gobernantes austriacos, franceses e ingleses.

¿Qué implica esto para el buen desarrollo de la competencia y sus protagonistas? En el aspecto deportivo, probablemente nada. En lo político esto afectará sin duda las relaciones de Ucrania con Europa, probablemente condicionadas de ahora en adelante por el trato de los prisioneros políticos. Asimismo, Ucrania es un país potencialmente rico pero no puede hacer nada sin ayuda externa; necesita las inversiones europeas para aprovechar sus recursos naturales, agrícolas y mineros.

Por lo tanto, aunque en el ámbito deportivo el torneo sea todo un éxito, con partidos de alto nivel y mucha tensión dramática, la controversia generada entre el poder ucraniano y la mayoría de los gobernantes europeos constituye un fracaso para el régimen de Kiev, que se encuentra atrapado en su propia trampa ya que sus planes de beneficiarse de la hipermediatización del evento y hacer triunfar su comunicación política, se vieron frustrados tras la ola de protesta continental.

No solo se perdió la oportunidad de consolidar las relaciones entre Kiev y Europa, sino que también se provocó una mayor tensión entre una Ucrania que hace oídos sordos a todos los líderes europeos que le piden reconsiderar el caso, y una Unión Europea que no hizo mucho para encontrar una posición de compromiso (Merkel hasta calificó a Ucrania de “dictadura”).

¿Entonces, cuál será el impacto de este boicot? Si bien el poder ucraniano no va a modificar su política simplemente por la ausencia de los dirigentes europeos en un torneo de fútbol, puede ser factor de cambio a mediano plazo. La batalla por el respeto del derecho en Ucrania y en toda Europa es una lucha a largo plazo, en la que cuentan semejantes mensajes simbólicos fuertes.

Esperemos que los debates sigan después de la Eurocopa, ya que, como lo explicó el presidente del Parlamento europeo Martin Schulz, no es aislando a Ucrania que se contribuirá a un diálogo constructivo.

Queda demostrado que en este planeta, el balompié es mucho más que un deporte…

Anuncios

Acerca de cronicaseuropeas

Observador de la actualidad europea. Profesor en la Universidad de Monterrey (UDEM, Monterrey, Nuevo León, México); catedrático en "Estudios Regionales de Europa" y "Sociedad y Cultura de Europa", titular de dos Maestría en Ciencias políticas y Relaciones Internacionales y de una especialidad de Maestría en Estudios internacionales. Empleado del Parlamento Europeo de 2002 a 2005.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s