Peña en Europa


Image

Me dio gusto constatar que las propuestas de mi penúltima publicación para mejorar la calidad educativa coincidieran parcialmente con las enseñanzas que dijo haber recaudado Enrique Peña Nieto durante su recién viaje por Europa (como el inspirarse de las mejores características del modelo educativo británico por ejemplo).

Después de su vuelta por Latinoamérica, el presidente electo emprendió una gira internacional en Europa, de la cual me parecen dignos de rescatar varios elementos.

En cuanto a las satisfacciones, me alegra que la red diplomática mexicana – cuya actividad en los últimos años fue limitada por la concentración de las preocupaciones del ejecutivo sobre asuntos internos al país – haya operado directa y activamente dichas giras, recuperando un poco de su actividad política de antaño. Gracias a esta eficiente organización, EPN y sus poderosos acompañantes-negociantes pudieron promover la inversión y el comercio bilateral, que posiblemente podría generar empleos y mayor desarrollo económico – si no es que humano – en nuestro país. 

En general, me parece que ya es más que tiempo que México se abra comercialmente a otros horizontes que el norteamericano, para así poder esperar minimizar la fuerte dependencia económica de los Estados Unidos y compensar la relación asimétrica que marca las relaciones entre México y su vecino del Norte. ¿Y qué mejor forma de lograrlo que voltear hacía el primer bloque comercial del mundo que es Europa? Recordemos que más del 80% de las exportaciones mexicanas van a EE.UU.; la Unión Europea (UE) quedándose actualmente como muy lejano segundo socio comercial.

Algunos sectores de la izquierda mexicana criticaron enérgicamente la gira que asimilan a un viaje de “turismo político”, pero en lo personal pienso al contrario que fue una buena forma de aprovechar los meses anteriores a la toma de protesta oficial de EPN. Recordemos que durante su viaje, la delegación mexicana se reunió con los principales líderes empresariales de Francia, España, Alemania y Gran Bretaña; haciendo muestra de pragmatismo político. Y tanto para Europa que para México, sería deseable que no fueran únicamente capitales estadounidenses las que tomaran las buenas perspectivas de negocio y rentabilidad que ofrece México… Es más, un muy optimista podría ver en esta gira simbólico-comercial un posible cambio estratégico de la política exterior del próximo gobierno, y una reorientación de las prioridades internacionales mexicanas.

En todo caso, lo que no es hipotético es la realidad del desencuentro mutuo y cada vez más profundo que han experimentado México y la UE en las últimas décadas. Por ejemplo, ¿sabía Usted que la UE le confirió a México hace un par de años el estatus muy exclusivo de socio “estratégico”? ¿Y  sabía que existe un acuerdo de libre comercio entre la UE y México, firmado en 1997 y que preveía una liberalización paulatina de los mercados del 2000 hasta el 2007? Pues esta herramienta contiene todo lo necesario para enriquecer las relaciones trasatlánticas de México. Es más, este acuerdo muy ambicioso también llamado – y con razón – “Acuerdo Global”, prevé una cooperación tecnológica y educativa, un dialogo político, una colaboración en materia de seguridad, medio ambiente, investigación, salud…

Desgraciadamente, a 5 años del inicio de su funcionamiento libre y total, no se ha aprovechado el enorme potencial que contiene este “Acuerdo Global”, que en el momento de su firma fue el acuerdo más completo jamás firmado por la UE con un país latinoamericano. De hecho, en aquel momento, sólo México e Israel beneficiaban de un libre comercio casi total con a la vez EE.UU. y la U.E. 

¿Habrá entonces un cambio de rumbo en la diplomacia de EPN? Parece difícil y demasiado temprano para contestar esta pregunta. Más que todo porque es de lamentar que Peña Nieto no se juntara físicamente con los dirigentes de la UE, pero únicamente con los dirigentes de sus principales países. El presidente electo mexicano sólo conversó por teléfono con el presidente de la Comisión Europea y no pudo juntarse con Herman Von Rompuy, el presidente del Consejo de la UE. Entonces, si se tiene tanto interés en fomentar y desarrollar las relaciones con Europa en la próxima administración como lo dijo el mismo Peña Nieto a su regreso al aeropuerto de México, ¿por qué no se aprovechó este viaje para estrechar vínculos con los dirigentes actuales de la UE? ¿Será para no tener que emprender pláticas penosas y tensas sobre el informe de los observadores de la UE que denuncia las irregularidades del pasado proceso electoral y que salió a la luz pública casi simultáneamente con la visita del presidente electo en Europa? ¿O simplemente porque las preocupaciones europeas más urgentes del momento son otras? Esperemos en todo caso que la siguiente gira europea del futuro jefe del ejecutivo mexicano sea la ocasión para corregir esto.

Lo que sí no me deja lugar a duda, es lo contradictorio, costoso e inútil que es la transición presidencial en México tal como se práctica hoy en día. No me parece correcto que un presidente que no tomó protesta representa en el extranjero al país. Aparte, estamos obligados a mantener las ambigüedades, las contradicciones y los altos costos de dos administraciones durante medio-año. Como punto de comparación, el presidente Hollande instaló su equipo en el ejecutivo francés en apenas 15 días en mayo de este año. Esperemos que el viaje del presidente electo le haya permitido reflexionar acerca de este y otros temas.

Anuncios

Acerca de cronicaseuropeas

Observador de la actualidad europea. Profesor en la Universidad de Monterrey (UDEM, Monterrey, Nuevo León, México); catedrático en "Estudios Regionales de Europa" y "Sociedad y Cultura de Europa", titular de dos Maestría en Ciencias políticas y Relaciones Internacionales y de una especialidad de Maestría en Estudios internacionales. Empleado del Parlamento Europeo de 2002 a 2005.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s